Desde el pasado año una coalición internacional lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico.

Mientras, este 2015 se ha visto opacado por un incremento en el número de atentados terroristas. Los esfuerzos por detener el yihadismo han incluido bombardeos aéreos, monitoreo de sus páginas web, entre otros.

Precisamente el comportamiento de los yihadistas en línea ha permitido tener una idea del perfil de los jóvenes radicalizados.

Según la cadena "CNN", el científico informático Zeeshan ul-hassan Usmani, quien opera la compañía de datos masivos PredictifyMe analizó los datos de los reclutas del EI y estos fueron algunos de los hallazgos:

1. La mayoría de las personas que podrían ser radicalizadas son hombres y jóvenes.

2. Su edad aproximada es de 20 a 26 años.

3. Son de clase media o alta.

4. La red social que más usan es Twitter.

5. Son de segunda o tercera generación de inmigrantes y no tienen sentido de pertenencia.