Aunque el esmalte de uñas suele usarse como producto de belleza, recientemente se dio a conocer que fue una de las herramientas de seguridad para mantener en secreto los documentos de "Panama Papers" antes de su revelación.

Siendo parte de una de las historias más grandes de sus carreras, los periodistas investigadores Frederik Obermaier y Bastian Obermayer temían que aquellos documentos que habían recibido anónimamente cayeran en “malas manos”.

Para lograrlo, colocaron computadoras con la información en un cuarto especial al que pocos tenían acceso en las oficinas del diario alemán Süddeutsche Zeitung, en el que los dos laboran.

Por supuesto, ninguno de estos equipos tenía acceso a Internet. Para asegurarse de que nadie les robara los datos aplicaron esmalte de uñas en todos y cada uno de los tornillos de aquellas computadoras.

De acuerdo con las declaraciones que hicieron los periodistas a “CNN” , el objetivo era notar inmediatamente si alguien los removía, porque el esmalte luciría craquelado.