El Tribunal de primera instancia del Estado de la Ciudad del Vaticano condenó hoy al sacerdote español Ángel Vallejo a dieciocho meses de prisión por la filtración de documentos secretos de la Santa Sede, en lo que se ha conocido como Vatileaks 2

Otra de las imputadas y colaboradora de Vallejo, la italiana Francesca Chaouqui, fue condenada a diez meses de prisión con suspensión de aplicación de la pena.

Por su parte, los dos periodistas italianos, Gianluigi Nuzzi y Emiliano Fittipaldi, que publicaron los archivos reservados de la Santa Sede en dos libros, han sido absueltos porque el tribunal vaticano ha declarado su "defecto de jurisdicción" al juzgarlos.

PUB/IAM