La temperatura media del planeta en 2015 fue la más alta desde que comenzaron los registros climáticos hace 136 años, según un  informe anual divulgado hoy por la Nasa y la Administración de Océanos y Atmósfera de EEUU (Noaa, por su sigla en inglés).

La temperatura de la superficie terrestre y oceánica de la Tierra se situó 0,9 grados centígrados por encima de la media registrada durante el siglo XX, que es de 13,9 grados centígrados, según el estudio.

De hecho, el año 2015 fue 0,13 grados centígrados más caluroso que 2014, el año que marcó el anterior récord de mayores temperaturas, según la Agencia Espacial Estadounidense (Nasa).

Algunos investigadores ya han dado la voz de alarma para que se cumplan los acuerdos firmados en París el pasado mes de diciembre para cambiar el modelo energético hacia uno más sostenible y que permita limitar el aumento de temperatura global dentro de los límites que lo harían menos catastrófico.

"Para tener alguna oportunidad de alcanzar el objetivo de un límite de 2ºC en el aumento de la temperatura global en 2100, los países necesitan establecer planes para la descarbonización total en el año 2050", explicó el director del Instituto de Potsdam para la Investigación del Impacto Climático, Hans Joachim Shellnhuber, durante una rueda de prensa ofrecida durante la Cumbre del Clima de París.

 

PUB/IAM