En las estaciones australianas Casey, Davis y Mawson se perforó un pequeño hueco en el hielo marino del océano antártico, mientras que en la isla subantártica Macquarie, este baño se hizo en el mar, informó la División Australiana Antártica (AAD, siglas en inglés).

"En las profundidades del invierno el sol no aparece en el horizonte, por lo que tenemos esencialmente seis semanas en donde tenemos un crepúsculo por unas pocas horas al día", comentó la líder de la estación Mawson, Jenny Wressell.

Por lo tanto, "el solsticio es un punto de inflexión para nosotros, celebramos el hecho de que logramos pasar el día más corto y tenemos esperanzas en ver el sol nuevamente", agregó Wressell.

Las celebraciones del solsticio son tradicionales y datan de la época de la heroica exploración de Douglas Mawson en la Antártida hace más de un siglo.

 

PUB/IAM