Un triple feminicidio volvió a conmocionar este domingo a la sociedad argentina, días después de una masiva marcha contra la violencia machista que tuvo réplicas en ciudades de América Latina y España.

Un hombre de 30 años asesinó a su ex pareja, la hermana de ésta y la abuela de ambas, e hirió de gravedad a una bebé de siete meses y a un niño de 11 años en Godoy Cruz, un barrio residencial de la provincia de Mendoza, 1.100 km al oeste de Buenos Aires.

El agresor fue detenido poco después del hecho. Los menores están hospitalizados en estado grave, según fuentes sanitarias.

El miércoles pasado miles de mujeres salieron a la calle vestidas de negro al grito de "ni una menos" después de impulsar la primera huelga nacional de mujeres contra la violencia machista.

Los feminicidios "crecen, son más cuentos, más perversos", había admitido la semana pasada la vicepresidenta de la Corte Suprema, Elena Highton de Nolasco, al adherir a la manifestación contra la violencia de género que congregó multitudes en el país sudamericano.

El Registro Nacional de Feminicidios de la Corte Suprema de Justicia indicó que en 2015 hubo 235 mujeres asesinadas. En más de la mitad de los casos, los agresores fueron la pareja o expareja de la víctima.

En lo que va de 2016, hubo 170 asesinatos de mujeres, según la ONG Casa del Encuentro, a los que se suman las tres mujeres asesinadas en Mendoza.

Nuevo caso

El atacante de Mendoza "ya está detenido", dijo el jefe de policía local, Roberto Muñoz, a periodistas en el lugar.

El ministro de Seguridad de Mendoza, Gianni Venier, precisó que el hombre "había dejado también el gas de la casa abierto y una vela encendida" con la intención de causar una explosión.

Se trata de un profesor de artes marciales que había mantenido una relación sentimental con una de las víctimas, una mujer de 30 años, según las fuentes del caso.

Las otras dos mujeres asesinadas tenían 45 y 80 años, ésta última una mujer que estaba "en cama", dijo el ministro.

El director del hospital pediátrico de Mendoza, Raúl Rufeil, dijo al canal C5N que "la bebé y el niño están graves".

"El niño tiene múltiples heridas de arma blanca, la más grave en el abdomen y está en el quirófano", dijo.

"La bebé fue herida en el cuello y presenta corte en el mentón con perforación de cavidad bucal" aparentemente por perdigones, indicó. Según explicó, son hermanastros e hijos de una de las víctimas.

El niño logró pedir auxilio por teléfono y "se escondió en el baúl de un auto" hasta que llegó la policía, relató el ministro Venier.

Aún no se ha establecido la relación del asesino con los menores involucrados.

Los hechos ocurrieron la mañana de este domingo en un barrio residencial de casas bajas, donde las familia de las víctimas vivían desde hacía más de 50 años, según vecinos.

El sujeto fue apresado poco después en las inmediaciones del hospital local, dijeron fuentes policiales.

#NiunaMenos

La masacre tuvo lugar tras la masiva manifestación del miércoles en Buenos Aires, réplicas en todo el país, contra la violencia machista, que incluyó una inédita huelga nacional de mujeres.

Se trató de la quinta marcha contra la violencia de género, en respuesta al brutal asesinato de Lucía Pérez, una adolescente de 16 años, que fue drogada, violada y empalada hasta la muerte el 8 de octubre en Mar del Plata, 400 km al sur de Buenos Aries. Por este caso hay tres hombres apresados.

Al día siguiente de la movilización, otros dos ataques causaron estupor. Un hombre mató a golpes a su hermana de 35 años en Mendoza, y en Mar de Plata una joven de 19 años fue violada por dos sujetos con la cara tapada que la forzaron a subir a un automóvil cuando caminaba por la calle en pleno día, según la denunciante.

 

PUB/AOS