Una de las primeras pilotos de cazas de China, Yu Xu, murió este sábado al estrellarse su avión durante un entrenamiento de las Fuerzas Aéreas, informó hoy la prensa oficial china.

Yu, de 30 años, estaba realizando unas maniobras de práctica rutinarias cerca de la ciudad de Tangshan, en la provincia china de Hebei (norte), cuando sufrió el accidente y no pudo salir de la aeronave antes de que esta impactara con el suelo.

Otro piloto que volaba con ella sí fue capaz de saltar en paracaídas a tiempo, aunque sufrió heridas y tuvo que ser hospitalizado.

Ambos pilotos formaban parte del Equipo Acrobático Bayi de las Fuerzas Aéreas del Ejército de Liberación Popular de China.

Yu solicitó ingresar en las Fuerzas Aéreas chinas en 2005 y, cuatro años después, se convirtió en una de las 16 primeras mujeres del país en pilotar cazas, según la agencia oficial Xinhua. 

Ante sus capacidades, belleza y carisma, Yu fue bautizada por la gente como la “Pavo Real Dorada”.

 

PUB/AOS