El caso de un joven de 24 años asesinado en lo que sería un ritual satánico, con el cuál debía convertirse en vampiro, ha causado conmoción en la ciudad de Chihuaha, en el norte de norte de México. 

De acuerdo con las fuentes policiales citadas por loe medios locales, hay tres detenidos por el deceso de Edwin Miguel Juárez, víctima del fallido ritual. 

Los detenidos, amigos del joven, reconocieron ser parte de una secta satánica denominada “Hijos de Bafamed I”. 

Según el director de la Policía Estatal Única, Ernesto Rocha, los detenidos llevaron a la víctima a un ciber café, lugar donde lo sujetaron de manos y le dijeron que sería iniciado en la secta . 

Edwin fue golpeado en varias ocasiones con una botella de vidrio que fue utilizada además para cortare el cuello, lo que le causó la muerte. 

”Los responsables creían que iniciaban al joven en un rito para que resucitara como vampiro", dijo el director de la Policía Estatal. 

Según el dictamen médico a la víctima le detectaron luxaciones cervicales, lo que sería indicio de estrangulamiento. 

PUB/NL