La detonación del artefacto fue evidenciada por un sismo de magnitud 5,1 detectado por sismógrafos en Corea del Sur, Japón y China.

Este mediodía en Corea del Norte, el régimen encabezado por Kim Jong-un afirmó que había conseguido la detonación "exitosa" de una bomba termonuclear, dispositivo que posee una capacidad destructiva mucho mayor a una bomba atómica.

"La primera prueba de bomba de hidrógeno de la República fue realizada con éxito a las 10:00 (22:30 en Chile) del 6 de enero de 2016, fundada en la determinación estratégica del Partido de los Trabajadores", anunció la TV oficial norcoreana.

El ensayo había sido evidenciado anteriormente por reportes sobre actividad sísmica elaborados tanto en Corea del Sur como en China y Japón.

El temblor ocurrió a las 01:30 GMT (22:30 en Chile) y alcanzó magnitud 4,9. El epicentro fue ubicado en un área que está muy cerca de las instalaciones de pruebas nucleares de Punggye-ri, donde se han efectuado los tres ensayos atómicos efectuados anteriormente por el régimen encabezado por Kim Jong-un.

La profundidad fue calculada en alrededor de un kilómetro por el Centro de Redes de Terremotos de China, en información citada por la agencia Xinhua.

En tanto, otro centro especializado en Corea del Sur, la Administración Meteorológica (KMA), concluyó  que el temblor no se originó de forma natural, lo que indicaría que responde a una prueba nuclear.

Autoridades de Japón confirmaron la probabilidad que el movimiento se relacione con una detonación atómica.

"De acuerdo a  casos pasados, es posible que se trate de un ensayo nuclear de Corea del Norte", declaró el portavoz del gobierno, Yoshihide Suga.

Más tarde, el primer ministro nipón, Shinzo Abe, declaró que el ensayo constituye una "amenaza" contra su territorio y un "grave desafío". También protestó el gobierno de Corea del Sur.

Hasta el momento, las armas termonucleares sólo figuran en los arsenales de Estados Unidos, Rusia, Reino Unido, Francia, China, India y Pakistán, aunque existen sospechas sobre la posible posesión de este temible armamento por Israel.

Corea del Norte se mantiene técnicamente en guerra con su vecino del Sur desde 1953. Desde entonces la tensión aflora periódicamente en la frontera que divide a esa península asiática, una de las más vigiladas del planeta.

Tropas, aviones y buques de Estados Unidos participan en la defensa de la mitad meridional, y el régimen de Kim periódicamente exige la salida de esas tropas extranjeras.

Pyongyang también ha efectuado ensayos de cohetes balísticos intercontinentales (ICBM) y alega haber puesto un satélite en órbita con uno de sus vectores.


PUB/FDJ