Corea del Norte habría fracasado el martes en un nuevo intento de lanzar un misil balístico, en violación de las resoluciones de la ONU, anunció el ministerio surcoreano de Defensa.

El ministerio surcoreano no especificó qué tipo de misión intentó lanzar su vecino, pero los medios de prensa surcoreanos informaron, citando fuentes militares, que se trata de un misil de medio alcance de tipo Musudan.

"Parece que el intento de lanzamiento de un misil fracasó. Estamos analizando y siguiendo de cerca la situación mientras mantenemos nuestras posiciones de defensa", dijo la fuente.

El ensayo fallido --según Seúl-- se realizó a las 05h20 del martes (20h20 GMT del lunes).

Más temprano un funcionario de esa misma cartera había confirmado a la AFP que la inteligencia surcoreana seguía "de cerca los indicios según los cuales Corea del Norte preparaba un ensayo de misil balístico".

La agencia de prensa surcoreana Yonhap, citando fuentes militares, dijo que el ensayo involucró un misil de alcance medio Musudan, cuyos tres intentos de lanzamiento de prueba anteriores, en abril, habrían fracasado.

Ese proyectil está diseñado con un alcance de hasta 4.000 km, lo que lo hace potencialmente apto para atacar Corea del Sur, Japón, y las bases militares estadounidenses del Pacífico Oriental en Guam.

En Tokio varios medios de prensa, entre ellos la estación televisiva estatal NHK, habían informado más temprano que las fuerzas de autodefensa estaban en alerta ante la perspectiva del lanzamiento, y con órdenes de intercepción si el misil amenazaba en su trayectoria al territorio nipón.

Las resoluciones de Naciones Unidas prohíben a Corea del Norte seguir ensayando tecnologías de misiles balísticos y de armamentos nucleares. Las sanciones aplicadas contra el régimen de Pyongyang se endurecieron en marzo luego de su cuarto ensayo nuclear dos meses antes.

"Pensamos que fracasó", declaró Jeon Ha-Gyu, portavoz del estado mayor interarmas surcoreano.

"Estamos analizando las razones del fracaso, y no podemos dar más detalles por ahora", agregó.

"Conservamos un sólido dispositivo de defensa para enfrentar las nuevas provocaciones potenciales del norte", añadió.

"Provocación'"

"Los sucesivos lanzamientos norcoreanos de misiles balísticos son actos graves de provocación contra la comunidad internacional, y contra Japón", declaró en un encuentro con la prensa el jefe de la diplomacia japonesa, Fumio Kishida. "No podemos aceptarlo de ninguna manera".

El Musudan, que fue mostrado durante un desfile militar en Pyongyang en 2010, nunca fue probado con éxito en vuelo.

Por su lado, la agencia surcoreana Yonhap cita fuentes oficiales que afirman que el misil podría haber explotado el martes en su lanzador móvil.

"Esta explosión podría haber causado víctimas graves entre las personas cercanas", explica la agencia.

Los tres fracasos de abril se produjeron poco antes del congreso histórico del partido único norcoreano de inicios de mayo, que debía celebrar los éxitos del régimen.

Durante este gran acto del partido en el poder, el líder Kim Jong-Un había propuesto personalmente reanudar el diálogo con el sur para calmar la situación.

Pero esta oferta, reiterada varias veces por el ejército norcoreano, fue rechazada por Corea del Sur, que vio en ello proposiciones no sinceras, teniendo en cuenta el compromiso de Kim, en el mismo congreso, de continuar los programas nucleares de su país.

El ambiente se degradó considerablemente en la península desde el cuarto ensayo nuclear norcoreano a comienzos de enero, seguido en febrero por el lanzamiento de un cohete, considerado como un ensayo disfrazado de misil de largo alcance.

El Consejo de Seguridad de la ONU, que prohibió a Corea del Norte cualquier programa nuclear o balístico, reaccionó adoptando las sanciones más fuertes aplicadas a ese país.

PUB/CM