Corea del Norte efectuó un lanzamiento de pruebas de un misil balístico en dirección al mar de Japón, indicó el Ministerio de Defensa surcoreano.

El ensayo se produjo dos semanas después del lanzamiento de tres misiles balísticos que, según Pyongyang, simulaban unos ataques nucleares preventivos contra puertos y aeródromos surcoreanos que albergan materiales militares estadounidenses.

Estados Unidos reaccionó advirtiendo de que está listo para "defendernos a nosotros y nuestros aliados".

"Estamos al tanto de los informes de que la RPDN (República Popular Democrática de Corea, nombre oficial de Corea del Norte) disparó misiles balísticos", dijo la portavoz del Departamento de Estado Anna Richey-Allen, y agregó que Washington condena firmemente el ensayo y otras pruebas recientes.

"Estamos preparados para trabajar con nuestros aliados y socios en el mundo para responder a ulteriores provocaciones de RPDC, así como para defendernos a nosotros y nuestros aliados de cualquier ataque o provocación", agregó.

A su vez, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, condenó el lanzamiento y consideró que representa "una amenaza seria para la seguridad del país".

"Es un acto escandaloso que no se puede tolerar", declaró Abe a la prensa.

El ministro de Defensa, Gen Nakatani, indicó poco antes que el misil cayó en el mar de Japón, en la zona económica exclusiva (ZEE) del archipiélago, algo que no sucedía desde 1998.

Después del cuarto ensayo nuclear norcoreano el 6 de enero, seguido el 7 de febrero por el lanzamiento de un cohete considerado generalmente como una prueba de misil balístico disimulado, las tensiones no han dejado de agravarse en la península coreana.

PUB/CF