La Corte Internacional de Justicia (CIJ) otorgó a San José un territorio en disputa y estimó por unanimidad que Nicaragua violó territorio soberano perteneciente a Costa Rica, en un fallo emitido este miércoles en La Haya.

La CIJ estimó por 14 votos a dos que "Costa Rica tiene soberanía sobre el 'territorio en disputa'", situado cerca de la desembocadura del río San Juan en el Mar Caribe.

Este territorio, reivindicado como propio por ambos países, está resguardado por la Convención Internacional Ramsar de protección de humedales. La zona es conocida en Costa Rica como isla Portillos, mientras que Nicaragua la denomina Harbour Head.

La resolución de la CIJ satisface plenamente a Costa Rica porque "constituye la reivindicación absoluta de la tesis nacional sobre la integridad de nuestro territorio", afirmó el presidente costarricense, Luis Guillermo Solís, en una conferencia de prensa.

Desde Managua, el director jurídico del ministerio de Relaciones Exteriores, César Vega, declaró a la prensa que "Nicaragua va a acatar el fallo en toda su extensión".

La CIJ estimó unánimemente que "al excavar tres caños en 2013 y establecer presencia militar en la zona en disputa, Nicaragua violó las obligaciones emitidas por la corte el 8 de marzo de 2011".

La corte analizó en un mismo expediente, una demanda interpuesta por Costa Rica en 2010 por la ocupación militar de territorio en la frontera del Caribe por Nicaragua, y un segundo caso sobre una demanda interpuesta por Nicaragua que alega que Costa Rica causó daños ambientales en el río fronterizo San Juan al construir una carretera.  

"Nicaragua vulneró los derechos de navegación del río San Juan", estimó el presidente de la CIJ, Ronny Abraham, durante la lectura del veredicto.

- 'Dar vuelta la página' -

El mandatario costarricense afirmó que la actitud de su país frente al fallo "no sólo será de acatamiento total, sino también de construir un horizonte de diálogo" entre ambos países "sobre todos los temas de la agenda binacional que transcienden en mucho el tema fronterizo".

El representante de Managua en la Haya, Carlos Argüello Gómez, lamentó que su país perdiera un territorio que consideraba como propio, pero destacó que tras el fallo espera que mejore la relación entre los dos países.

"Ahora hay que dar vuelta a la página. Esta sentencia va a facilitar las relaciones entre los dos países. Cuando las cosas se aclaran, se quitan de en medio los problemas y eso es importante", afirmó.

Nicolás Boeglin, profesor de relaciones internacionales de la Universidad de Costa Rica, estimó que ambos gobiernos deben ahora bajar el tono de sus declaraciones y buscar un acercamiento.

El analista nicaragüense Mauricio Herdocia, experto en derecho internacional, dijo que Nicaragua como Estado tiene la obligación de cumplir la sentencia aunque admitió que "esperábamos una salida más salomónica" de parte de los jueces internacionales.

- Derecho de compensación -

La CIJ también estimó por unanimidad que Nicaragua tiene la obligación de compensar a Costa Rica por los daños materiales causados.

"A falta de un acuerdo entre las partes en este asunto en los próximos 12 meses a partir del momento del fallo, la cuestión de la compensación para Costa Rica quedará, a petición de una de las partes, establecida por la corte", estimó el tribunal.  

Con respecto al segundo caso, una demanda planteada por Nicaragua en 2011 alegando que Costa Rica causó daños ambientales en el fronterizo río San Juan con la construcción de una carretera paralela a su cauce, la corte estimó que San José no realizó el estudio de impacto ambiental que debía.

La CIJ decidió analizar estas dos causas en un único expediente, mientras que decidió tramitar aparte una petición de Costa Rica para que la corte defina los límites marítimos entre ambos países, tanto en el Pacífico como en el Caribe.

 

PUB/IAM