La ex presidenta Cristina Kirchner dijo que quiere identificar a los responsables y apuntó contra "la parte privada", en su primera referencia a la grotesca detención el martes de un ex viceministro suyo con casi 9 millones de dólares, en un mensaje este jueves por las redes sociales.

"El dinero que el Ing. (José) López tenía en su poder, alguien se lo dio. Y no fui yo", escribió la ex presidenta en un mensaje dirigido a la militancia publicado en Facebook.

López, cuyo caso asestó un puñal al corazón de los seguidores del kirchnerista Frente para la Victoria (FpV), fue sorprendido el martes in fraganti escondiendo en un monasterio a 50 km al oeste de Buenos Aires 160 bultos con casi nueve millones de dólares, miles de euros, yuanes y relojes de lujo.

"Creo que palabras como repudiar, rechazar o condenar, no alcanzan. Yo quiero saber quiénes son, además del Ing. López (Secretario de Obras Públicas durante mi gestión), los responsables de lo que pasó", afirmó la ex mandataria.

López, de 55 años, fue durante los 12 años de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner mano derecha del poderoso ex ministro de Planificación Federal Julio de Vido y manejaba las Obras Públicas.

"Que nadie se haga el distraído. Ni empresarios, ni jueces, ni periodistas, ni dirigentes. Cuando alguien recibe dinero en la función pública es porque otro se lo dio desde la parte privada", apuntó Kirchner en forma elíptica.

Consideró que "esa es una de las matrices estructurales de la corrupción".

Según la mandataria, la otra matriz con "efectos más terribles" es "la aplicación de planes políticos y económicos que enajenan el patrimonio nacional, endeudan el país y someten a la miseria a millones de Argentinos", en alusión a las políticas liberales aplicadas por el gobierno del presidente Mauricio Macri, que asumió en diciembre.

La expresidenta escribió el texto tras dos días de silencio durante los cuales militantes y simpatizantes del kirchnerismo han expresado en cartas públicas su decepción e indignación por el caso López, pero dejando en claro que no cuestionan los principios del proyecto político de centroizquierda que llevó adelante el kirchnerismo.

"Esta vez quiero dirigirme a los que son y se sienten parte de este proyecto. A los que lo construyeron. A los que lo aman. A los que sufren por lo que está pasando" y "a los que están profundamente dolidos como si alguien les hubiera pegado una trompada en el estómago", admitió la expresidenta.

"El caso López" o "El lopecito", como lo han bautizado medios y ciudadanos que expresan furia en las redes sociales, tiene a Argentina bajo conmoción y fue repudiado por toda la dirigencia política.

PUB/SVM