Guerra sucia entre la presidenta saliente de Argentina, Cristina Fernández, y el futuro gobierno de Mauricio Macri. La tensión entre ambos ya no solo es evidente en los medios de comunicación y en los círculos políticos, también en Twitter, donde el kirchnerismo se ha apoderado de la cuenta oficial de la Casa Rosada.

Creada en 2003 cuando Néstor Kirchner llegó al poder, esta madrugada la cuenta, certificada como oficial, ha cambiado su nombre y su biografía anunciando que desde el 10 de diciembre pasará a ser “no oficial”. La fecha no es casual ya que ese mismo día tendrá lugar la ceremonia de investidura de Mauricio Macri, después de que este pidiera que el acto se celebrar en la Casa Rosada, sede del gobierno, en vez de en el Congreso, lugar elegido por la todavía presidenta argentina.

Las críticas hacia el uso de la cuenta oficial del gobierno radicaron precisamente en el grado de los graves comentarios lanzados también desde @CasaRosadaAr.

Uno de los responsables del manejo de redes sociales del PRO le restó importancia al asunto en diálogo con TN: "Si la pasan, se mantiene; sino hay varias formas legales de recuperarla. Y si no se abrirá una nueva".

De momento, usuarios de la red social estallaron contra el inesperado cambio, conviertiéndose el hastag #CFKVerguenzaMundial  en trending topic.

PUB/IA