La alcaldesa de la ciudad alemana de Colonia, escenario de una ola de agresiones sexuales la pasada Nochevieja, se convirtió en objeto de críticas y burlas en Twitter por aconsejar a las mujeres que se mantengan lejos de los desconocidos para protegerse de ataques.

Preguntada en rueda de prensa sobre cómo responder a eventuales agresiones, Henriette Reker recomendó el martes a las mujeres que respeten "una cierta distancia, más larga que un brazo" con los desconocidos.

Su consejo desató una ola de comentarios sarcásticos en Twitter, con el hashtag "ArmlaengeAbstand", palabra alemana que significa "distancia de más de un brazo", imponiéndose como uno de los cinco temas más comentados en Alemania.

"Nunca me he sentido más segura que desde que me paseo con los brazos abiertos" o "Los efectos perniciosos de la distancia de más de un brazo: ya no puedo pagar en caja", decían algunos comentarios irónicos.

"Qué vergüenza", dijo una usuaria, criticando que se sugiera a las mujeres "que cambien su comportamiento y no a los agresores".

Tanto la ministra de Familia, de las Mujeres y de la Juventud, Manuela Schwesing, como el titular de Justicia, Heiko Maas, se expresaron en el mismo sentido en la red social.

"No necesitamos reglas de comportamiento para las mujeres, son los autores de las agresiones quienes deben rendir cuentas", juzgó Schwesing.

Al menos un centenar de mujeres sufrieron ataques sexuales, tocamientos y robos cometidos por jóvenes de origen aparentemente extranjero el 31 de diciembre en la ciudad renana.

 

PUB/IAM