El Consejo Nacional Electoral validó la primera fase de la recolección de firmas para convocar a un referéndum revocatorio contra Nicolás Maduro. La oposición buscará a partir de ahora reunir 4 millones de firmar para realizar la consulta. Pero el chavismo anunció que frenará esta iniciativa.

Las siguientes etapas hacia el revocatorio serán:

  • Segunda recolección de firmas

A partir de este martes, la oposición tiene 2 días para pedir la activación de la siguiente fase: una segunda recolección de firmas mucho mayor: esta vez tiene el desafío de alcanzar el 20% del padrón electoral, equivalente a 4 millones de firmas. El Consejo Nacional Electoral tiene 15 días para anunciar la fecha de este nuevo proceso de recolección.Y tres días después, convocar al referendo, que se debe llevar a cabo 90 días después como máximo.

La oposición venezolana esperaba desde hace semanas que el CNE confirmara que habían logrado recolectar el 1% de las firmas y que anuncie la fecha para empezar a recoger las firmas del 20% de los electores (unos 4 millones de votantes), pues le preocupa que se agote el tiempo para realizar la consulta antes de enero.

El líder opositor Henrique Capriles ha convocado ya a sus seguidores a movilizarse los días miércoles y jueves para pedir una fecha concreta para recoger el segundo lote de firmas.

  • Plazos claves

La MUD exigía desde la semana pasada el pronunciamiento del CNE venezolano al que acusa de retrasar el proceso para evitar que la consulta se haga antes del 10 de enero de 2017. La fecha es clave. Si el referendo se realiza este antes de esta fecha y Maduro pierde, habrá elecciones. Si se realiza después, el vicepresidente completará los dos años de mandato hasta las elecciones.

Para revocar al mandatario, se necesita más de los 7,5 millones de votos con los que fue elegido en 2013. Según la firma Venebarómetro, 73,4% de los venezolanos reprueba su gestión y 64% de los electores votaría por sacarlo del poder.

  • Posición del chavismo

Tras el anuncio de la autoridad electoral, el oficialismo reiteró su voluntad de impedir el desarrollo del referendo. “Haremos lo que tengamos que hacer, dentro de la Constitución y la ley , para que no haya revocatorio en el 2016, ni en el 2017, ni en el 2018”, dijo el diputado y número dos del chavismo Diosdado Cabello.

El alcalde Jorge Rodríguez, directivo del Partido Socialista Unido de Venezuela, aseguró por su parte que el referéndum “está legalmente muerto”, por considerar que la recolección de firmas por parte de la oposición se hizo de manera fraudulenta. La presidenta del Consejo Nacional electoral anunció que se detectaron casos de “usurpación de identidad” en el marco de la entrega de las firmas para el revocatorio.

 

PUB/IAM