El 29 de febrero solo se presenta cada cuatro años. La razón de su existencia se deriva del movimiento de la Tierra alrededor del Sol.

Nuestro planeta rota 365.24219 veces durante una vuelta completa alrededor de la gran estrella de acuerdo con la NASA. Lo que significa que un año en realidad dura 365 días, 5 horas, 48 minutos y 56 segundos.

Por esa razón al emperador Julio César se le ocurrió crear el año bisiesto.

Debido a que cada año solo tomamos en cuenta los 365 días agregando un día más en febrero se recuperan esas horas restantes.