La defensa del narcotraficante mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán presentó este lunes dos amparos contra las solicitudes de extradición del capo por juzgados de Texas y California, Estados Unidos, un mes después de que el gobierno mexicano concediera su extradición.

Cargados con una gran caja, Andrés Granados y Carlos Castillo, dos de los abogados de Guzmán, fueron los encargados de presentar formalmente los documentos ante el poder judicial, apurando la fecha límite que tenían para presentar los amparos el próximo viernes.

"El Chapo", que hasta su recaptura en enero era el narcotraficante más buscado del mundo y que se ha fugado dos veces de cárceles de máxima seguridad mexicanas, es requerido por una corte de Texas por homicidios, narcotráfico, delincuencia organizada, posesión de armas y lavado de dinero, mientras que en California se le acusa de importar y distribuir cocaína.

El pasado 20 de mayo, la cancillería mexicana concedió la extradición del capo a Estados Unidos tras la opinión favorable de dos jueces sobre las solicitudes cursada por los juzgados de Texas y California.

"En la solicitud de Texas no hay pruebas suficientes a la luz de la legislación mexicana y, en el caso de California, la base fundamental es que están prescritos dos preceptos para ampliar el término del periodo de extradición", explicó a la AFP José Refugio Rodríguez, otro de los abogados de Guzmán.

Una fuente del poder judicial que no quiso dar su nombre por no estar autorizada a declarar dijo que, ahora, un juez debe determinar si los amparos son correctos y, de ahí, empezará un periodo de análisis y deshago de pruebas que puede tomar "meses" ya que, además, la defensa de "El Chapo" puede presentar varios recursos.

Dos abogados mexicanos que aseguran defender al capo interpusieron el pasado 27 de mayo otro amparo contra el dictamen de la cancillería.

Una fuente del gobierno estadounidense dijo en mayo a la AFP que su país esperaba la extradición del líder del cártel de Sinaloa hacia finales de año, lo que sería relativamente rápido para un proceso de este tipo.

Guzmán, que ya se había fugado de prisión en 2001, fue recapturado en enero después de su vergonzosa segunda huida en julio de 2015 a través de un kilométrico túnel cavado debajo de su celda en la cárcel de "El Altiplano".

Tras devolverlo a esa misma cárcel, el gobierno lo trasladó sorpresivamente en mayo a un penal de Ciudad Juárez, en la frontera con Estados Unidos.

El gobierno de Enrique Peña Nieto, que inicialmente se resistía a extraditar a "El Chapo", anunció en enero su intención de entregarlo a la justicia estadounidense.

 

PUB/IAM