Una organización feminista presentó una demanda penal contra una fábrica de muebles de Bolivia y contra su publicista, por un aviso para televisión en el que una mujer desnuda se pasea por entre los sofás, bajo el eslogan "100% puro cuero", que desató una polémica.

"Este lunes hemos presentado una demanda penal en tres ciudades del país y esta demanda es al amparo de la Ley 348" Contra la Violencia hacia las Mujeres, informó a la AFP Julieta Ojeda, integrante de la organización feminista "Mujeres Creando".

Explicó que la ley mencionada tipifica como delito la "violencia feminicida" y la "violencia mediática" y, según la demanda, concuerda con los delitos de "lesiones graves y leves" del Código Penal.

La demanda está presentada contra los dueños de la firma privada boliviana Corimexo, Daniel Cwirko y Fabián Cwirko, y el publicista de la empresa Miguel Chávez, por la elaboración de un spot para televisión con la modelo Stephanie Herela, en la que ésta aparece desnuda en algunas tomas, acostada o gateando, encima de los sofás de cuero.

Aunque el spot aún no llegó a los medios de difusión, la empresa hizo la presentación pública a la prensa hace más de una semana, causando un revuelo mediático en el país.

"Ellas (el grupo feminista) tienen una línea y defienden su posición (...). Yo estoy haciendo mi trabajo y lo presento a mi cliente, y si él quiere lo difunde", dijo Chávez a un programa de televisión del canal PAT.

La firma lleva varios años con esta campaña publicitaria denominada "100% cuero", haciendo un juego de palabras e imágenes entre mujeres desnudas y los muebles. En uno de los primeros spots apareció la modelo y actual esposa del alcalde de La Paz, el opositor Luis Revilla.

"No se trata de criticar el desnudo de manera mojigata sino de hacer notar el mal gusto y la manera en que se usa el cuerpo de la mujer (...). Hacer publicidad va mucho más allá de llamar la atención. (Este video) es un producto que responde a la ley del mínimo esfuerzo", consideró el publicista Martín Díaz, en declaraciones al canal ATB.

La activista Ojeda recordó que la organización de activistas presentó hace dos años una demanda penal contra la empresa, pero que la fiscalía desechó la querella, con el argumento de que hay un vacío jurídico en las leyes bolivianas.

"Esta publicidad es una incitación a la violencia contra las mujeres", acotó la activista Ojeda y que en casos se han manifestado en agresiones, violaciones sexuales y feminicidios.

 

PUB/CM