El gobierno de Venezuela deportará el martes a enviados de Al Jazeera que viajaron al país para cubrir la marcha que el jueves realizará la oposición para exigir un referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro, denunció el sindicato de periodistas.

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (Sntp) señaló que tres trabajadores de la cadena árabe fueron retenidos este lunes por las autoridades venezolanas a su llegada al aeropuerto internacional de Maiquetía, próximo a Caracas.

"Teresa Bo, corresponsal, Lagmi Chávez, productora, y camarógrafo (de) @AlJazeera fueron retenidos en Maiquetía. Les quitaron sus equipos", publicó el Sntp en su cuenta en la red social Twitter. El nombre del camarógrafo no fue confirmado por la organización, pero trascendió en la prensa que se trata de Mariano Rosendi."Se conoció que el equipo de @AlJazeera retenido en Maiquetía será deportado mañana, a primera hora, hacia Colombia", agregó el Sntp.

Según el sindicato, el grupo venía "desde Argentina para cubrir los acontecimientos de esta semana en Venezuela".

La oposición convocó a sus seguidores a una simbólica "Toma de Caracas" para exigir al poder electoral, al que acusa de favorecer al gobierno, la fecha de recolección de los cuatro millones de firmas(20% del padrón) necesarias para convocar un referendo revocatorio del mandato de Maduro.

Los opositores piden celeridad. Si la consulta se hace antes del 10 de enero de 2017 y Maduro pierde, habría elecciones. Si se realiza después y el gobernante es revocado, su vicepresidente completaría los dos años restantes de su mandato.

Por su parte, la rectora del Consejo Nacional Electoral de Venezuela (CNE) Socorro Hernández aseguró hoy que la siguiente fase de requisitos para activar el referendo que impulsa la oposición para revocar el mandato del presidente, Nicolás Maduro, se realizará entre el 24 y el 30 de octubre próximo.

Opositores venezolanos piden a ONU observar marcha por revocatorio

Dirigentes opositores venezolanos pidieron este lunes en Naciones Unidas la observación internacional de una manifestación el jueves contra el presidente Nicolás Maduro, así como una comisión para evaluar los derechos humanos en el país suramericano.

l diputado Luis Florido, presidente de la comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional (controlada por la oposición), se reunió en la sede de la ONU en Nueva York con el guatemalteco Edmond Mulet, jefe de gabinete del secretario general, Ban Ki-moon.

"Pedimos observación internacional de la marcha para el 1 de septiembre", dijo Florido a periodistas tras la reunión.

El legislador dijo que sin importar si los representantes de la ONU logran entrar al país, "los ojos del mundo van a estar puestos sobre Venezuela" el día de la manifestación.

 

PUB/IAM