Pa cific Construction Group, la principal constructora china, invertirá 2.7 billones de euros en derribar 700 montañas en la provincia de Gansu, al noroeste del país, para construir una nueva ciudad, según informa el británico  The Guardian.

El área donde se va a desarrollar este proyecto cuenta con una superficie de 130 mil hectáreas y está a 80 kilómetros de Lanzhou, la capital de provincia. Lanzhou es la ciudad menos desarrollada de China y con más polución. Además, en la zona no hay suficiente agua para sus habitantes. Se espera que el proyecto contribuya enormemente al desarrollo de la zona y que resulte rentable y atraiga miles de millones a la economía de Gansu.

Aunque algunos han señalado el riesgo económico que entraña la iniciativa, la constructora ha querido aclararlo en una entrevista por correo electrónico con  The Guardian . “El entorno de Lanzhou ya es muy pobre; son montañas desoladas que apenas tienen agua”, dijo Angie Wong, una portavoz de la empresa.