El 43 % de los argentinos desaprueba la gestión del gobierno de Mauricio Macri, un 18 % más que cuando asumió el poder el pasado diciembre, aunque casi seis de cada diez confía en que la situación del país mejorará en el próximo año, según un sondeo difundido hoy.

Después de casi siete meses de gobierno, la aceptación de las decisiones tomadas por el frente conservador Cambiemos cayó 15 puntos y hoy el 56 % de los argentinos la valora positivamente, revela una encuesta realizada por Poliarquía Consultores para el diario La Nación.

Sólo el 19 % de los consultados ve positiva la situación general del país y del 39 % que la califica como "regular", la mayoría (73 %) considera responsable a la expresidenta Cristina Fernández, mientras que del 42 % que valora la coyuntura negativamente, gran parte (67 %) culpa a las medidas tomadas por Macri.

"La sociedad evalúa de forma crítica y con gran preocupación la coyuntura actual, pero a su vez mantiene altas expectativas con respecto al futuro", apuntó el director de Poliarquía Consultores, Alejandro Catterberg.

En ese sentido, consideró que la "brecha" entre la valoración negativa y la esperanza de mejora es "de las más amplias" que han registrado en sus encuestas y "se mantiene desde el inicio" de la gestión.

"Es difícil pensar que se podrá sostener otro semestre: o la evaluación de la actualidad mejora o las expectativas caerán", agregó Catterberg.

Por regiones, en la ciudad de Buenos Aires, que gobernó por Macri durante los pasados ocho años, casi seis de cada diez personas apoyan al gobierno, un 16 % menos que en enero pasado.

En el centro del país, un 60 % continúa teniendo una imagen positiva, por lo que el descenso fue de apenas el 10 % desde la asunción de Cambiemos, mientras que en el norte cayó un 15 % (hasta el 64 %) y en el sur, el declive fue del 24 % hasta alcanzar el porcentaje de aceptación más bajo el país: un 44 %.

La diferencia también puede apreciarse según el nivel educativo de los encuestados, ya que el mandatario argentino perdió un 26 % de respaldo entre aquellos con estudios primarios, mientras que la caída entre ciudadanos con formación universitaria fue de apenas un 3 %.

Según lo publicado por La Nación, esto se debe a que los sectores más vulnerables han sido los más afectados por la subida de la inflación y los aumentos en las tarifas de los servicios públicos realizados por el gobierno de Macri.

La encuesta de Poliarquía Consultores fue realizada de forma telefónica entre el 2 y el 15 de junio a 1.008 personas residentes en el país y tiene un margen de error del 3,2 %. 

PUB / DIG