Las autoridades federales de Estados Unidos anunciaron este miércoles que descubrieron el túnel más largo jamás encontrado por el que se traficaba droga desde México.

La vía subterránea, de unos 800 metros de longitud, conectaba la localidad californiana de Otay Mesa, cerca de San Diego, con la ciudad mexicana de Tijuana, según explicó en una rueda de prensa la fiscal del distrito Laura Duffy.

El estrecho corredor estaba equipado con luces, un sistema de ventilación y un ascensor para facilitar el traslado de sustancias.

Las autoridades dieron con él tras ocho meses de investigación, que comenzó cuando un agente de la Patrulla Fronteriza estadounidense detectó algo extraño en un terreno. Las pesquisas terminaron la semana pasada.

Del lado estadounidense, la entrada al túnel estaba camuflada por un cubo de basura de grandes dimensiones situado en una parcela privada, mientras que del lado mexicano daba a una casa decrépita.

En el interior de la galería fueron encontrados 68 paquetes de marihuana que pesaban en total más de 725 kilos.

La operación permitió detener además a seis personas y decomisar otros 5.600 kg de canabis y casi mil kilos de cocaína, la mayor confiscación realizada hasta ahora en California, según Duffy.

Hace seis meses, las autoridades de ambos países desmantelaron otro túnel por el que se traficaba droga en la misma zona fronteriza.

PUB/IAM