Líder de la Revolución Cubana
Durante casi seis años, Fidel Castro encabezó la lucha armada revolucionaria que llevó a la caída de la dictadura del general Fulgencio Batista el 1 de enero de 1959. El Comandante se mantuvo durante esos años en el campo de batalla delante del ejército guerrillero que logró derrocar a Batista y que permanece en el poder más de cinco décadas más tarde.

La historia me absolverá
“La historia me absolverá” es el alegato de autodefensa de Fidel Castro antes del juicio que se inició contra él el 16 de octubre de 1953 por los asaltos a los cuarteles de Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, en Santiago de Cuba y Bayamo respectivamente, el 26 de julio. Durante su discurso pasó de ser acusado a acusar y delineó el programa de la futura Revolución en Cuba.

Defensa de Bahía de Cochinos
Castro lideró las fuerzas armadas revolucionarias, lo que impidió la invasión de exiliados cubanos apoyados por la CIA. El Comandante encabezó personalmente la operación militar que dejó un gran número de bajas entre los invasores, así como más de mil detenidos. La victoria creó un gran apoyo político a Fidel Castro entre las masas cubanas y permitió que su régimen profundizara el "carácter socialista" de la Revolución Cubana.

Amistad con el “Che” Guevara
Ernesto "Che" Guevara es reconocido como uno de los íconos globales de los movimientos sociales y Fidel Castro es considerado uno de sus mejores amigos. Los dos líderes de la Revolución Cubana se reunieron en México, país donde Guevara vivió y donde Castro fue exiliado. El "Che" y Castro lucharon hombro con hombro para derrocar al gobierno de Batista. Una vez alcanzado el triunfo, Ernesto Guevara formó parte del primer gobierno cubano, donde ocupó importantes cargos sociales y económicos.

Su eterno traje militar de color verde oliva y su espesa barba
Castro ha sido histórica y mundialmente conocido por su particular y poco variada forma de vestir. Durante sus más de 40 años de gobierno casi siempre llevó un uniforme militar de color verde oliva, que también se convirtió en un ícono del régimen cubano y que ha sido retomado por su hermano Raúl, actual Presidente de Cuba. Aunque más recientemente se suelía ver a Castro llevando ropa deportiva en vez de vestido militar, la barba espesa aún lo acompañaba desde sus días de guerrilla.

PUB/FHA