Una persona llamada "Jamie Otis" pulverizó la estrella en el Paseo de la Fama que honraba la carrera de Donald Trump en Hollywood.