Las policías española y francesa detuvieron en España a un traficante acusado de suministrar armas al francés Amedy Coulibaly, que en enero de 2015 mató a una policía y otras cuatro personas en un supermercado de París, anunciaron este miércoles las autoridades.

Identificado como Antoine Denevi, de 27 años, el hombre, "un traficante de armas de nacionalidad francesa", fue detenido en una operación conjunta el martes en Málaga, en el sur del país, informó el ministerio del Interior español en un comunicado.

El detenido compareció este miércoles en Madrid ante un juez de la Audiencia Nacional -principal instancia penal española- que dictó contra él prisión preventiva sin posiblidad de fianza, precisó una fuente judicial.

Se sospecha de él que fue el "suministrador de las armas con las que el terrorista yihadista Amedy Coulibaly cometió los atentados de París", aseguró el ministerio.

Coulibaly fue uno de los tres yihadistas que sacudieron París del 7 al 9 de enero de 2015 con una serie de ataques que dejaron 17 muertos. Comenzaron en el semanario satírico Charlie Hebdo y terminaron con una toma de rehenes en un supermercado judío de la capital francesa.

Coulibaly, cómplice de los hermanos Kouachi -que mataron a 12 personas en la radacción del semanario- mató al día siguiente a una policía municipal en plena calle y, posteriormente, a cuatro rehenes en el comercio 'kosher'.

Sobre Denevi, nacido en la localidad francesa de Sainte Catherine, en el norte de Francia, "pesaba una orden europea de detención y entrega emitida por las autoridades francesas", precisó el comunicado.

El hombre, imputado por "tráfico de armas y pertenencia a organización criminal", negó haber vendido armas a los yihadistas y aceptó ser entregado a las autoridadese francesas, según la fuente judicial.

"De la investigación llevada a cabo en Francia y que ahora culmina en territorio español, se ha podido determinar que el traficante de armas detenido abandonó el país vecino semanas después de los atentados de París para eludir la acción policial", explicó el ministerio español.

Después "se instaló en la provincia de Málaga desde donde continuaba con sus actividades ilícitas haciendo uso de una documentación falsa", afirmó la misma fuente, precisando que "las actividades del detenido estaban relacionadas con individuos de origen serbio, quienes podrían haber facilitado su acceso a armas y municiones".

Junto a Denevi y en su mismo domicilio del sur de España "fueron detenidas dos personas más de nacionalidad serbia y montenegrina", añadió.

"En el registro domiciliario han sido intervenidos diferentes documentos falsos utilizados por el detenido, un pasaporte europeo válido de otra persona, así como numerosos efectos informáticos que están siendo estudiados", precisó el ministerio.

 

PUB/IAM