Apenas el presidente Evo Morales anunció oficialmente la muerte del viceministro de Régimen Interior, Rodolfo Illanes, supuestamente después de ser secuestrado y golpeado por grupos de cooperativistas mineros que rechazan nuevas normativas laborales impulsadas por el Ejecutivo, la Fiscalía y fuerzas especiales de la policía activaron un amplio plan en La Paz.

Once personas fueron detenidas en la investigación del crimen del funcionario, las oficinas de la federación cooperativista fueron allanadas y la radio minera fue cerrada, según informa el diario El Deber.

Las fuerzas policiales también se llevaron grandes cantidades de documentos de la sede sindical minera. Según el fiscal a cargo, Rudy Terrazas, se busca “esclarecer la historia verídica de los hechos”, cita El Deber.

PUB/AOS