Una enfermera fue detenida en Italia acusada del homicidio de 13 personas en un hospital. Esto sucedió en la ciudad costera de Piombino.

Los pacientes fueron asesinados en 2014 y 2015 con un fármaco administrado por goteo o inyección.

La mujer, identificada como Fausta Bonino, de 55 años, trabajaba en el área de Anestesia y Cuidados Intensivos del hospital.

De acuerdo con las autoridades, la sospechosa fue vigilada durante varios meses. Finalmente, el miércoles 30 de marzo en que agentes de la policía militarizada italiana (Carabineros) especializados en salud y medicina la arrestaron.

Algunas de las víctimas eran principalmente personas de edad avanzada con múltiples enfermedades, informó la cadena británica "BBC".

La orden de investigación fue emitida por el juez de instrucción del Tribunal de Livorno, Antonio Pirato, en el marco de una operación denominada "Asesino en la sala".