Un hombre con VIH, a quien se le pagaba por tener relaciones sexuales en un ritual, fue detenido por orden presidencial.

Sucedió en Malaui, desde donde llegó la semana pasada la historia de Eric Aniva, un trabajador sexual quien confesó que se le pagaba entre cuatro y siete dólares para tener relaciones sexuales con menores de edad. 

Con un ritual sexual "limpian" a las jóvenes de este país

Para muchas mujeres, llegar a la pubertad en algunas regiones del sur de Malaui no representa una edad donde comienzan a tener diversión

Getty Images

Foto:

Peter Mutharika, presidente del país, ordenó su detención y dijo que la policía debería de investigarlo por los casos de desfloración que confesó en entrevista con la cadena británica “BBC”. 

Esta tradición data de siglos atrás. Las familias contratan los servicios de un “limpiador”, que le llaman “hiena”. Por lo general, ya es una persona mayor y será encargado de tener relaciones sexuales con las personas.

Con un ritual sexual "limpian" a las jóvenes de este país

Se trata de una tradición que data de siglos atrás y que, de no realizarse, puede traer graves consecuencias sociales

Getty Images

Foto:

Por ejemplo, si un hombre muere, la viuda deberá tener relaciones sexuales con la “hiena”, para poder enterrar a su esposo. También se debe de purificar antes de entrar a la adolescencia o en caso de que una mujer no pueda embarazarse. 

“Debemos promover los valores culturales positivos y la socialización positiva de nuestros niños. El presidente dice que estas prácticas dolorosas y tradicionales, no pueden ser aceptadas en el país”, informó el vocero presidencial Mgeme Kalilani. 

Además, informó que ya se ordenó una investigación para conocer “la exposición que estás jóvenes tuvieron y la posibilidad de que hayan contraído VIH, para que sea castigado conforme a la ley”. 

Con un ritual sexual "limpian" a las jóvenes de este país

Por lo general se trata de un hombre mayor a quien llaman “hiena”

Getty Images

Foto:

También los padres serán investigados

Todos los involucrados en estas malas prácticas deben de ser considerados responsables de someter a sus hijos y mujeres de este mal despreciable, que empañan la imagen internacional de Malaui y son una vergüenza para todos nosotros”, dijo el vocero presidencial.

De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas, hasta 2015, de los 16 millones de habitantes que tiene Malaui, 980 mil están infectados con VIH. Además, ese año se registraron 27 mil fallecimientos relacionados con la enfermedad. Estos rituales suelen practicarse sin preservativo, por lo que las posibilidades de que niñas sean contagiadas son muy altas.