Un documento inédito descubierto por la historiadora irlandesa Bernadette Murphy revela que Vincent Van Gogh se cortó la oreja izquierda en lugar de solo el lóbulo, como apuntaban algunas publicaciones conocidas hasta ahora.

"El descubrimiento realizado por Bernadette Murphy revela un documento inédito relacionado con cómo Van Gogh se cortó la oreja", dijo a Efe la comisaria de la exposición "Al borde de la locura. Van Gogh y su enfermedad", Nienke Bakker, que el museo acogerá del 15 de julio al 25 de septiembre.

Se trata de una carta que el doctor Félix Rey, que estuvo a cargo del estado de salud del pintor en el hospital de Arles cuando Van Gogh se cortó la oreja en 1888, envió al escritor estadounidense Irving Stone para documentar su novela biográfica sobre Van Gogh, en la que dibuja exactamente cómo se produjo la mutilación.

Este descubrimiento, afirmó Bakker, motivó al museo de Amsterdam a organizar una exposición sobre "el complejo asunto" de la salud física y mental de Van Gogh (1853-1890).

La carta está fechada el 18 de agosto de 1930 y se encuentra en la biblioteca Bancroft de la Universidad de California en Berkeley, y fue rescatada por Murphy en sus investigaciones.

La exposición incluye 25 cuadros y dibujos que Van Gogh pintó en su último año y medio de vida, que relatan cómo el artista luchó contra su enfermedad mental, entre ellas el retrato que hizo de su médico, una obra maestra que procede del Museo Pushkin de Moscú y que se expone por primera vez en esta pinacoteca.

Esta fue una de las obras pintadas por el artista cuando vivía en Arles, tras volver del hospital en el que estuvo ingresado al cortarse la oreja.

También de esta época es la pintura 'Naturaleza muerta con plato de cebollas', procedente del Museo Kröller-Müller de Otterlo, en Holanda.

La muestra ahonda en cuál era la verdadera naturaleza de su enfermedad y busca analizar los factores que le llevaron al suicidio, así como las distintas interpretaciones sobre su muerte, un tema que por primera vez aparece reflejado en una exposición sobre el genio holandés.

En la exposición también se podrán encontrar cartas originales y otros documentos inéditos, como el informe de la Policía y la petición firmada por vecinos de Arles en 1889 en la que, alarmados por su estado mental, pedían que se ingresara al artista en un sanatorio.

Tras este episodio, el mismo Van Gogh decidió ingresar de forma voluntaria en el hospital de Saint-Rémy, un periodo que queda reflejado en obras como "El jardín del asilo" o "Campo de trigo después de la tormenta", que recoge la exposición.

La parte final de la exposición se centra en contar en detalle las circunstancias del suicidio del pintor, con su última obra, "Raíces de árbol".

PUB/NL