En un intento de menoscabar a su principal adversaria demócrata, Hillary Clinton, el precandidato republicano a la presidencia estadounidense Donald Trump desenterró el viejo caso de Monica Lewinsky y otros escándalos en un vídeo de propaganda que publicó el jueves.

En el vídeo de 15 segundos que el candidato para las primarias republicanas publicó en su cuenta de Instagram (@realdonaldtrump), aparece una serie de fotos insinuantes: Bill Clinton (esposo de la candidata Hillary) con su amante Monica Lewinsky; la portada de un diario que califica al expresidente de mentiroso; también una imagen de Hillary Clinton junto a Anthony Weiner, un congresista casado que tuvo que dimitir después de haber enviado fotos obscenas a mujeres por internet.

En la última foto, vuelve a aparecer la candidata a las primarias demócratas, esta vez junto al actor Bill Cosby, actualmente acusado de varios casos de agresión sexual.

Las imágenes están acompañadas por una declaración de Hillary Clinton. "Los derechos de las mujeres son derechos humanos, y que los derechos humanos son los derechos de las mujeres. Una vez por todas, continuemos a luchar por la igualdad y la dignidad", declara la candidata demócrata, que encabeza las encuestas para las elecciones presidenciales de 2016.

El vídeo concluye con un mensaje irónico: "una verdadera defensora de los derechos de la mujer", con el que trata de hacer aparecer a Hillary Clinton como una hipócrita.

El conservador Trump destacó recientemente acusaciones contra Bill Clinton sobre relaciones o agresiones sexuales, que en general datan de los años 1970. Algunos de los escándalos no salieron a la luz hasta los años 1990, el más famoso de ellos es el de la relación sexual entre el expresidente y la secretaria de la Casa Blanca Monica Lewinsky en 1998.

"Dice muchas cosas. No tengo ninguna repuesta", comentó el jueves Bill Clinton al ser consultado sobre el vídeo de Trump.

 

PUB/IAM