A diferencia de otros estados en los que ambos partidos celebran elecciones internas el mismo día, en Carolina del Sur y en Nevada hay distintas citas electorales, informó DPA.

Este sábado se celebrarán las primarias republicanas de Carolina del Sur y los caucus demócratas de Nevada. Carolina del Sur será el primer estado sureño en votar y Nevada el primero del oeste. Se trata de dos estados demógraficamente más diversos que Iowa y New Hampshire, los dos primeros estados en votar, donde la mayoría de la población es blanca.

En Carolina del Sur, Trump, con un 33,5 % de apoyos, es el favorito, seguido por los senadores hispanos Ted Cruz (17,6 %) y Rubio (17,1 %), según la web RealClearPolitics, que hace una media de las encuestas.

Cruz ganó los caucus de Iowa y Trump las primarias de New Hampshire. Quien gane en Carolina del Sur podrá allanar el camino hacia la Casa Blanca, aunque llegar a la meta final -ser el nominado republicano para las elecciones presidenciales de noviembre- no será fácil, ya que la competición es feroz y los insultos y descalificaciones al adversario se suceden.

Rubio confía en que el apoyo público que ha recibido esta semana de la gobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley, le dé el empujón que necesita en las encuestas. Haley, de origen indio, es, al igual que Rubio, hija de inmigrantes. Ambos encarnan el sueño americano.

En cuarta posición en Carolina del Sur se encuentra el ex gobernador de Florida Jeb Bush, con un 10,4 por ciento, seguido del gobernador de Ohio John Kasich (9,6 por ciento) y el neurocirujano afroamericano Ben Carson (6,8 por ciento).

Bush, que cuando lanzó su candidatura partía como favorito en las encuestas, ha recurrido esta semana a la ayuda de su hermano, el ex presidente George W. Bush. Su objetivo: sumar apoyos en las primarias republicanas de Carolina del Sur, un estado en el que siempre les ha ido bien a los Bush. George W. Bush ganó las primarias de Carolina del Sur en el año 2000.

El exgobernador de Florida también cuenta con el apoyo del senador por Carolina del Sur Lindsey Graham, muy influyente en ese estado.

El voto de los militares es muy importante en Carolina del Sur, pues ese estado cuenta con ocho bases militares y unos 21.000 soldados en los cuarteles. Además, viven en él unos 407.000 veteranos, lo que equivale al nueve por ciento de la población de Carolina del Sur.

Un mal resultado en Carolina del Sur y Nevada podría obligar a Bush a hacer las maletas, al igual que a Carson.

En Nevada, donde el 17,2 por ciento del electorado es latino, la contienda en los caucus demócratas parece más igualada. Clinton suma el 48,7 por ciento de apoyos, mientras que el senador Sanders va acortando terreno y logra un 46,3 por ciento de intención de voto.

Las próximas citas electorales son el 23 de febrero en los caucus republicanos de Nevada y el 27 de ese mes en las primarias democráticas en Carolina del Sur.

Clinton parte como favorita en las primarias demócratas de Carolina del Sur con un 56,7 % de apoyos gracias al voto afroamericano, mientras que Trump, con un 42 % de intención de voto, se mantiene en lo más alto de las encuestas republicanas para los caucus de Nevada.

La ex secretaria de Estado cuenta con el 59 % de los votos de los demócratas afroamericanos, frente al 20 % que tiene Sanders en ese estado.

Nevada es considerado un "estado bisagra", donde la diferencia entre el voto republicano y demócrata es tan pequeña, que la balanza puede inclinarse hacia un partido u otro.

En ese estado ganó Bill Clinton en 1992, George W. Bush en 2000 y el presidente Barack Obama en 2008.

En Carolina del Sur están en juego 59 delegados para la Convención Nacional Demócrata y 50 para la republicana. En Nevada, hay 43 delegados disputados en los caucus (asambleas electivas) demócratas y 30 en los republicanos.

En las convenciones, que se celebrarán en julio, se eligirá oficialmente al candidato de cada partido a las elecciones presidenciales de noviembre.

Tras Carolina del Sur y Nevada, la siguiente gran cita electoral será el "supermartes" 1 de marzo, cuando votan 11 estados a la vez. Se espera que para esa fecha esté más claro quiénes serán los candidatos con más posibilidades para las elecciones presidenciales de noviembre.

 

PUB/IAM