Hace 10 años, el empresario aceptó en una entrevista que era un "depredador sexual". Hoy, estas expresiones hacen tambalear la candidatura de Donald Trump.