El candidato republicano a la presidencia de Estdos Unidos, se refirió a las acusaciones de abuso sexual que ha enfrentado en los últimos días, asegurando que él no es más que “una víctima”.

Sin embargo, el empresario no se quedó ahí y aseguró que las mujeres que han levantado acusaciones en su contra no son lo suficientemente atractivas para que él intentara algo con ellas.

“Si, voy a ir yo detrás de ella… créanme, ella no sería mi primera opción, dio Trump en una actividad en Carolina del Norte, haciendo referencia a las acusaciones realizadas por Jessica Leeds, quien dijo a The New York Times que el magnate la toqueteó en 1980 a bordo de un avión.

Sobre lo afirmado por la periodista de la revista People, Natasha Stoynoff, quien afirmó que Trunmp la empujó contra una muralla y la besó a la fuerza, el candidato presidencial aseguró: “cuando vieron a esa mujer horrible la noche pasada, dijeron ‘no lo creo, no lo creo’”.

PUB/NL