El pasado 7 de enero dos jóvenes decidieron divertirse de manera cruenta en la explotación porcina en la que trabajaban en Huércal-Overa (Almería) en España.  Estaban trasladando a decenas de cerditos que iban a ser destetados y, cuando las crías se encontraban en un pasillo, uno de ellos supuestamente empezó a saltar sobre los animales mientras el otro grababa sus movimientos con el teléfono celular, imágenes que después fueron difundidas por WhatsApp. Murieron 79 cerditos aplastados y los dos chicos se enfrentan ahora a una petición fiscal total de dos años y medio de cárcel por estos hechos.

El Ministerio Público señala a D.A.A., trabajador de la finca de 19 años, como el autor material de la muerte "cruenta e injustificada" de los animales mientras que a su compañero, M.R., de 22 años, le reprocha que no hiciera "nada por impedir esta acción" y que, además, lo grabase presuntamente con el teléfono móvil de este. El escrito de calificación provisional, al que tuvo acceso Europa Press, atribuye a ambos la supuesta comisión de delitos de daños y de maltrato de animal doméstico, por los que interesa penas de un años y de 18 meses de cárcel, respectivamente. Al margen de las penas privativas de libertad, pide el pago de una multa de 12 meses a razón de 12 euros al día, y que se les inhabilite por un periodo de cuatro años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga que relación con animales o la propia tenencia de estos.

 
Al margen de las penas privativas de libertad, pide el pago de una multa de  12 meses a razón de 12 meses al día, y que se les inhabilite por un periodo de  cuatro años para el ejercicio de profesión,  oficio o comercio que tenga que relación con animales o la propia tenencia de estos.

A consecuencia de estos hechos, murieron un total de 79 cerditos "por aplastamiento", lo que causó una pérdida económica a la explotación porcina de 4.740 euros, cuantía con la que interesa que indemnicen, solidaria y conjuntamente, al dueño de la finca. Fue a través de la grabación cómo a los pocos días, este tuvo conocimiento del suceso y alertó a los agentes, quienes tras visionar el video, identificaron y localizaron a los presuntos autores.

 

PUB/IAM