El desprendimiento de tierra se ha podido producir por la rotura de una tubería o por una filtración de las aguas del río, según una primera reconstrucción de los bomberos, que llevan a cabo una inspección en los edificios cercanos para evaluar posibles daños en las estructuras.

El alcalde de la capital de Toscana, Dario Nardella, que acudió al lugar explicó que se han producido "daños muy importantes" y que no se excluye que el socavón pueda ampliarse por lo que se ha pedido la retirada de los vehículos de esa zona y que no transite por ella.

El socavón de 200 metros de largo se encuentra el llamado Lungarno Torrigiani, la calle que costea el río entre el Puente Viejo y el Puente de las Gracias y al otro lado de la orilla del Arno se sitúa La Galleria degli Uffizi.

 

PUB/IAM