El Departamento de Estado de EEUU advirtió este martes a sus ciudadanos sobre la existencia de "riesgos potenciales" si viajan a Europa, horas después de los sangrientos atentados ocurridos en Bélgica que dejan hasta ahora más de 30 muertos.

"El Departamento de Estado alerta a los ciudadanos estadounidenses sobre los potenciales riesgos de viajar hacia y a través de Europa luego de varios ataques terroristas, incluidos los ataques del 22 de marzo en Bruselas reivindicados por el grupo EI" (Estado Islámico), señaló un comunicado.

"Grupos terroristas continúan planeando ataques a corto plazo en toda Europa, teniendo como objetivos eventos deportivos, sitios turísticos, restaurantes y el transporte", agregó dicha secretaría. La alerta de viajes expira el 20 de junio.

"Los ciudadanos estadounidenses deben extremar la vigilancia cuando estén en lugares públicos o de transporte masivo", dijo el Departamento de Estado. "Sea consciente sobre sus alrededores inmediatos y evite lugares muy concurridos. Tenga especial cuidado durante fiestas religiosas y en grandes festivales o eventos", recomendó.

Varios ciudadanos estadounidenses figuran entre los heridos en los ataques de Bruselas, entre ellos cuatro misioneros mormones, un aviador y sus familiares.

Los tres misioneros, provenientes del estado de Utah, resultaron gravemente lesionados debido a las explosiones registradas en el aeropuerto de la capital belga, según la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Acompañaban a un colega francés que viajaba a EEUU y que también resultó herido.

La Fuerza Aérea de Estados Unidos (Usaf), en tanto, confirmó que uno de sus miembros en servicio y varios de sus parientes resultaron heridos en los ataques, que incluyeron un tercer ataque con bombas en un tren del metro.

El Departamento de Estado señaló que EEUU trabajan estrechamente con sus aliados con el fin de compartir información que permita identificar las amenazas terroristas.

PUB/FD