Jaelyn Young, una mujer del estado de Mississippi, al sur de Estados Unidos, fue condenada a 12 años de prisión por la justicia federal del país, después de que se descubriera que planeaba unirse al Estado Islámico por su luna de miel. Había sido declarada culpable por conspiración y por proveer material a una organización terrorista.

Según consigna la revista Time, Young se había casado con Muhammad Dakhlalla, quien también fue encontrado culpable de los mismos cargos y todavía espera sentencia. La fiscalía encargada del caso aseguró que fue ella la que le convenció a él de hacer el viaje.

Young y Dakhlalla tenían planeado viajar desde la ciudad de Colombus, en el estado de Mississippi, hacia Estambul, en Turquía, principal parada para los que pretenden viajar a Siria. Fue ahí cuando fueron detenidos por el FBI, que les seguía la pista por su actividad en las redes sociales.

La pareja había estado viendo videos y material relacionado al Isis, y habían logrado contactarse con reclutadores en Siria, tal como Young le explicó a sus padres en una carta. "Soy culpable de lo que pronto descubrirán", agregó en la nota.

La mujer se había convertido al Islam durante su paso por la Universidad Estatal de Mississippi.

PUB/FHA