Uno de los momentos más tensos de la noche fue la salida de madre de Donald Trump, casi al final del último debate presidencial. "Such a nasty woman" (qué mujer más desagradable, o asquerosa, las dos traducciones son correctas), fue lo que le espetó a Clinton mientras ella le interpelaba con ironía. Esto, después de que menos de una hora antes, y a través del mismo micrófono, Trump asegurara que "nadie respeta a las mujeres más que yo", en defensa por las acusaciones de agresiones sexuales en su contra.

La campaña y los partidarios de Hillary Clinton se tomaron con humor las palabras de Trump, a tal punto de que crearon una dirección web alternativa:   NastyWomenGetShitDone.com (mujeres asquerosas cumplen con lo que prometen).

Otras mujeres, como la esposa del vicepresidente Joe Biden, se aprovecharon de los dichos para reafirmar su apoyo a la candidata demócrata.

Si pinchas el enlace, llegas automáticamente a la página oficial de la campaña de Hillary Clinton.

PUB/FHA