EEUU y Rusia acordaron hoy un alto el fuego en Siria a partir de la medianoche del próximo 27 de febrero, del que se excluyen los ataques al Estado Islámico (Isis) y otras organizaciones terroristas como Jabhat al-Nusra, informó el Departamento de Estado.

"El cese de hostilidades se aplicará a todas las partes implicadas en el conflicto sirio que hayan indicado su compromiso a una aceptación de sus términos", señaló el Departamento de Estado en un comunicado.

Para asegurar este alto el fuego de manera que "se promueva la estabilidad y proteja aquellas partes implicadas, tanto Rusia como EEUU están dispuestos para intercambiar información pertinente", agregó la nota.

El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, quien ha conversado este fin de semana en varias ocasiones con su homólogo ruso, Sergey Lavrov, celebró el acuerdo alcanzado.

"Este es un momento de promesas, pero el cumplimiento de estas promesas depende de acciones", subrayó Kerry en un comunicado.

Este acuerdo entre EEUU y Rusia se produce después de que las potencial globales pactasen el pasado 11 de febrero en Alemania un alto el fuego para que fuese aplicado en una semana y que finalmente expiró sin ser cumplido.

Según los últimos datos del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, el conflicto sirio ha dejado desde su inicio en 2011 más de 250.000 personas muertas y provocado 4 millones de refugiados, que han salido del país huyendo de la violencia.

PUB/FHA