Estados Unidos y Rusia acordaron una tregua en Siria que deberá comenzar en la noche de domingo a lunes, y si logra mantenerse una semana abrirá camino a una cooperación militar y ataques aéreos coordinados contra "terroristas", se anunció oficialmente.

"Hoy Estados Unidos y Rusia están anunciando un plan por el cual, esperamos, se podrá reducir la violencia, los sufrimientos (de la población) y reanudar el camino hacia una paz negociada y una transición política", dijo el secretario de Estado John Kerry la madrugada del sábado en Ginebra.

Estos acuerdos "nos permiten establecer una coordinación eficaz en la lucha contra el terrorismo, proporcionar el acceso humanitario que los pobladores necesitan e instaurar un alto el fuego", agregó por su lado el canciller ruso Sergei Lavrov.

Los jefes de la diplomacia de ambos países mantuvieron una maratónica reunión de más de doce horas en Ginebra en un nuevo intento de frenar un conflicto entre el régimen de Bashar al Asad, sus opositores y los grupos fundamentalistas islámicos, que ha dejado más de 290.000 muertos y millones de desplazados hacia Líbano, Turquía y la Unión Europea.

Los Estados Unidos "creemos que Rusia y mi colega (Lavrov) tienen la capacidad de presionar al régimen de Asad para frenar este conflicto y venir a la mesa de negociaciones para lograr la paz" añadió Kerry.

Si la tregua dura "una semana" --agregó Kerry-- las fuerzas militares estadounidenses aceptarán colaborar con las tropas rusas --un reclamo de Moscú de larga data-- en las operaciones contra grupos yihadistas.

"Acordaremos --precisó Lavrov-- los ataques contra los terroristas que realizarán las fuerzas aéreas rusas y estadounidenses. Hemos acordado en que zona esos ataques serán coordinados" por un centro binacional que sera creado con ese fin.

"A pesar de los problemas, de la desconfianza y de las interferencia, hemos sido capaces de trabajar" juntos, se felicitó Lavrov.

Y, con una mirada a más largo plazo subrayó que "todo esto crea las condiciones para un regreso al proceso político".

El encuentro inicio el viernes luego de dos días de reuniones telefónicas entre ambos jefes diplomáticos y se prolongó hasta la madrigada del sábado.

PUB/CF