El lamentable aumento de casos de violación y de violencia contra la mujer provocó que el Ejército planee regalar las clases.