"Lamento tener que anunciar que 64 afganos inocentes murieron y otros 347 resultaron heridos en el ataque terrorista de ayer en Kabul. La mayoría de las víctimas son civiles", declaró Sediq Sediqqi, portavoz del Ministerio.

Es el primer ataque de envergadura de la llamada "ofensiva de primavera" de los talibanes, lanzada hace ocho días.

El martes por la mañana, un suicida hizo saltar por lo aires un camión lleno de explosivos estacionado en un aparcamiento adyacente a una dependencia de la presidencia afgana. La potencia de la explosión destrozó decenas de coches e hizo vibrar los edificios a varios kilómetros a la redonda.

Poco después, un cómplice entró en el complejo y abrió fuego contra las fuerzas de seguridad, antes de ser abatido. Los talibanes aseguran que un tercer hombre se dio a la fuga, pero las autoridades no lo han confirmado.

 

PUB/IAM