Los padres de Brittanee Drexel conmovieron a Estados Unidos luego que comentaran públicamente durante una entrevista en el programa "Dr. Phil" sobre los difíciles siete años que han vivido tras el crimen contra su hija.

Chad y Dawn Drexel relataron que en 2009 se encontraban de vacaciones familiares cuando desapareció la joven en Carolina del Sur, conociendo un año después por parte de la policía los macabros detalles del hecho, tras ser detenidos un hombre y su hijo siendo acusados del asesinato.

En ese sentido, el padre de la adolescente señaló que sin saber entregó a los sospechosos un volante con el rostro de su hija en medio de su búsqueda. “Entregué el papel a un auto que estaba detenido y había dos personas murmurando atrás. Les pregunté si sabían algo de esta chica. Se rieron y el conductor arrugó el papel y lo tiró por la ventana. Se alejaron entre risas”, indicó.

Taquan Brown, un sujeto que se encuentra preso por un crimen no relacionado al de Drexel, fue el primero en dar a conocer los detalles del trágico hecho. Al respecto, detalló que vio a la joven cuando era violada grupalmente por varios hombres en una casa abandonada.

En un instante de distracción sin embargo, la adolescente logró ponerse de pie y arrancar. Pese a su esfuerzo, fue nuevamente atrapada por los sujetos, sonando posteriormente el ruido de dos disparos.

Gerrick Munoz, un agente policial que participó de la investigación, señaló que de acuerdo a diversos testimonios lograron concluir que Drexel fue lanzada a los cocodrilos para hacer desaparecer su cadáver. Ante esto, intentaron hallarla en los estanques cercanos al lugar del crimen, pero sus restos jamás fueron hallados.

“Mi corazón se rompió porque Brittanee no merecía esto. Ella no conocía a estas personas. Son monstruos, no respetan la vida de nadie”, expresó la madre.

PUB/CM