Fueron 65,3 millones las personas que, alrededor del mundo, tuvieron que dejar sus hogares para huir de conflictos bélicos y persecuciones raciales, culturales o étnicas. Y en la gran mayoría de los casos, a causa de conflictos que nada tienen que ver con ellos, siendo las principales víctimas.

Así lo registra la Agencia de la ONU para los Refugiados, Acnur, en su informe anual llamado ACNUR Tendencias Globales 2015. Según consigna, la cantidad de desplazados alrededor del mundo superó la barrera de los 60 millones por primera vez desde que se tiene registro.

En la categoría de desplazados caben tanto las personas que se han visto obligadas a emigrar de sus países por conflictos armados (refugiados) y también quienes han tenido que abandonar sus hogares pero han permanecido en sus países. En esta categoría, Colombia lidera el ranking: fueron casi 7 millones de personas las que tuvieron que moverse escapando de la guerra.

“Cada vez hay más gente desplazada por la guerra y la persecución, y esto ya es preocupante, pero los factores que ponen en peligro a los refugiados también se están multiplicando”, dijo el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi. “En el mar, un número escalofriante de refugiados e inmigrantes están muriendo cada año. En tierra, las personas que huyen de la guerra están encontrando su camino bloqueado por fronteras cerradas. Las políticas están gravitando hacia posturas contrarias al asilo en algunos países”, señaló.

El 2015 fue un año delicado para los refugiados por conflictos: desde Siria, país que lleva cinco años en guerra civil, escaparon 4,9 millones de personas, muchas a los países vecinos pero también hacia Europa, haciendo la peligrosa ruta por el Mediterráneo. Y mientras los países de la Unión Europea no terminan de ponerse de acuerdo en la forma en que recibirán a los sirios que han llegado a las costas de Italia y España, pero principalmente a las de Grecia, los países de los Balcanes les han cerrado la puerta en la cara.

La mayoría están en el sur
Si bien la lucha de Europa por gestionar esta crisis humanitaria ha acaparado las páginas y portadas de los principales medios del mundo, el informe de Acnur demuestra que la inmensa mayoría de los refugiados en el mundo se encuentran en otras zonas, principalmente en el hemisferio sur. En total, el 86% de los refugiados bajo el amparo de Acnur y de la ONU estaban en países cuya renta per capita es considerada media o baja. Y los principales países que acogieron refugiados, de una u otra forma, son considerados en subdesarrollados o en vías de desarrollo: Turquía (2,5 millones de refugiados), El Líbano (proporcionalmente a su población fue el país que más acogió) y la República Democrática del Congo (en proporción a su PIB fue el que más dio asilo).

PUB/FHA