El grupo terrorista Estado Islámico (EI) asumió hoy la autoría del atentado con coche bomba que causó la muerte de al menos 64 personas cerca de un mercado del barrio de mayoría chií de Ciudad Sadr, en el este de Bagdad.

La agencia de noticias Amaq, vinculada al EI, informó de que el grupo perpetró "una operación de martirio", como definen a los ataques suicidas, en Ciudad Sadr.

El atentado, en el que se empleó un coche bomba, tuvo como blanco un grupo de combatientes de la milicia chií Multitud Popular, según Amaq, que cifró las víctimas en 70 muertos y decenas de heridos.

Una fuente de la Policía iraquí consultada por Efe indicó que el balance final de fallecidos es de 64 y el de heridos de 87.

La explosión causó también grandes daños materiales en viviendas y vehículos de Ciudad Sadr, donde viven muchos seguidores del destacado clérigo chií Muqtada al Sadr, que apoya a la Multitud Popular.

El pasado febrero, 55 personas fallecieron y más de 100 resultaron heridas en un doble atentado suicida perpetrado en ese distrito bagdadí, cuya autoría fue asumida también por el EI.

Las tropas iraquíes, con el apoyo de milicias chiíes, se enfrentan desde junio de 2014 al grupo yihadista suní, que declaró en esa fecha un califato en los territorios que controla en Irak y en la vecina Siria.

 

PUB/IAM