En Canadá la policía detuvo a un sujeto en estado de ebriedad, de 24 años, quien gritaba que "el Viejito Pascuero" no existía, en medio d una fiesta de víspera de Navidad. El acto causó consternación y descontento en ciento de niños que se encontraban el lugar.

El jefe de la policía, Steve Kooppman, señaló que "nos pareció realmente malicioso  que alguien durante esta época del año les dijera a los niños que Santa no existe. Estaba molestando a todos en el desfile, a las familias, obviamente molestaba a los niños”. 

Aunque los agentes no hicieron pública la identidad del sujeto, sí indicaron que que con sus acciones violó la libertad condicional bajo la que se encontraba en aquel momento. 
 
El hombre pasó una noche en prisión  para recuperar la sobriedad, después de lo cual fue liberado bajo fianza.
 
En su cuenta Twitter, la policía bautizó al sujeto sujeto como el "Grinch intoxicado" por acabar con la ilusión de los niños que se encontraban en el desfile, según indicó Radio Santiago.