"El ataque armado perpetrado contra un club nocturno de homosexuales en la ciudad de Orlando en el estado estadounidense de Florida (...) fue perpetrado por un combatiente del Estado Islámico", señaló Amaq en un comunicado.

Esta acción, que empezó en torno a las 02.00 hora local (06.00 GMT), es el peor tiroteo masivo en la historia de Estados Unidos.

El supuesto responsable del ataque, un ciudadano estadounidense de origen afgano identificado como Omar Mateen, que portaba un fusil de asalto y una pistola, se atrincheró con rehenes en la discoteca Pulse frecuentada por homosexuales, donde abrió fuego indiscriminadamente hasta que fue abatido por la Policía.

Según el canal NBC News, Mateen llamó poco antes de iniciar el tiroteo al teléfono de emergencias 911 y declaró su lealtad al Estado Islámico (EI).

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, calificó el ataque de "acto de terrorismo y odio".

PUB/FR