El ataque en el aeropuerto internacional de Estambul, Turquía; la masacre en el club gay de Orlando, Estados Unidos; la caída del avión Egyptair, en la ruta París-El Cairo; la matanza de Oaxaca, México. Todos estos hechos tienen en algo en común más allá de la violencia: en todos estos actos ha muerto la misma persona.

Diferentes medios de trascendencia mundial han informado la muerte de la misma persona, mostrando la misma imagen. En medio de la gran cantidad de información que se desata en ataques de esta envergadura, nadie se había percatado de este “fenómeno”, hasta que los periodistas de The Observers, de France 24, iniciaron una investigación que despejó el misterio del hombre que muere en cada atentado. 

Se trata de un supuesto estafador que vive en México, que ha engañado a varias personas con montos que llegan a los mil dólares. Los estafados se conocen entre sí y se organizaron para subir su imagen en cada ataque o evento de transcendencia mundial, como una especie de funa.

La mecánica es sencilla: cuando estalla un ataque o un evento de importancia, las víctimas de este supuesto estafador lanzan su imagen en Twitter, solicitando ayuda por su desaparición.

Una de las víctimas explicó que “nuestro objetivo es arruinar su reputación. Queremos que todo el mundo conozca su cara”, en France 24.

El medio francés también dio con el supuesto estafador, de quien se mantiene su nombre en reserva: “Mi foto está en todas partes porque alguien comenzó con esto como una broma después de una disputa legal. Nunca he hecho nada al respecto porque, en México, estos casos no suelen prosperar”

 

PUB/AOS