Expertos daneses en telecomunicaciones encuentran que el teléfono inteligente ofrece una señal de la antena terrible, sobre todo si lo sostienes en tu mano izquierda.